Saltar al contenido
Aves tropicales

Tucanete pechiazul

tucanete pechiazul

Tucanete pechiazul, tucancito de pecho celeste o aulacorhynchus coeruleicinctis. Dentro de esta familia hay especies como el tucanete pechiazul, de los que se sabe relativamente poco. Si estas interesado en esta especie y quieres averiguar algunas de sus curiosidades, estás de suerte, porque aquí puedes disfrutar aprendiendo aún más sobre ellos.

¿Comenzamos por su hábitat?

Esta preciosa especie procede de Sudamérica, concretamente de Perú, Bolivia y algunas zonas de la cordillera de los Andes. Pueden encontrarse a una gran altitud de entre 800 y 1700 m, aunque también se han visto por encima de los 3300 metros.

Frecuentan los bosques más húmedos de las montañas subtropicales, pero en ciertos momentos del año viven en el límite de los mismos, donde el clima es más templado. Es increíble poder verlo viviendo rodeado de inmensos bosques, allí en el sotobosque repleto de plantas y musgos.

Su nombre científico es aulacorhynchus coeruleicinctis, y pertenecen a la numerosa familia de los ramphastidae. Sin embargo, la mayoría de las personas lo conocen, como el tucancito de pecho celeste.

Hablemos de su aspecto hermoso

Se trata de un ave con unas características muy fáciles de reconocer. Sobre todo, destacan por la franja de color azul claro que poseen en su pecho, por la cual se le puso el nombre de tucanete pechiazul.

Las plumas de la parte delantera del torso, lucen de un tono verdoso boscoso. De la misma manera, la cola presenta el mismo colorido, pero con un matiz rojizo anaranjado en la punta. Igualmente, en las alas muestran el mismo tono verdoso, además del color rojo en el extremo de ellas.

tucanete pechiazul

También disponen de un pico muy alargado, el cual exhibe un tono negruzco blanco. No obstante, entre la unión de la cabeza y su mandíbula, se puede apreciar un pequeño rasgo rojizo.

Tanto la garganta como las mejillas, presentan un plumaje blanquecino muy característico en ellos. En cambio, la nuca posee una tonalidad verdosa, al igual que en la mayor parte de la cabeza. Por otro lado, tienen el anillo ocular bastante oscuro, lo que hace resaltar aún más su hermoso iris amarillento.

Probablemente nos resulte complicado diferenciar el sexo de estas aves, debido a que no hay ningún dimorfismo sexual en su plumaje. Por lo visto, la hembra normalmente es más pequeña, pero no siempre es así.

Por lo general, en la familia de los tucanes se le considera un ejemplar grande, ya que miden aproximadamente 44 cm de longitud. Teniendo este gran tamaño, pueden alcanzar un peso de 260 gramos.

¿Quieres aprender más de su vida en libertad?

Al parecer no hay demasiados estudios e información sobre ellos. El motivo principal de esto, se debe a que no es muy habitual dentro de la avicultura y tampoco como mascota. Lo poco que se sabe es que anidan en las cavidades de los árboles, y salen a por comida en pequeños grupos de 6 ejemplares.

tucanete pechiazul

Tampoco existen demasiados datos acerca de su reproducción. Sin embargo, se cree que la puesta es similar a las demás especies de tucanes, que ponen habitualmente de tres a cuatro huevos. Respecto a la incubación, durará cerca de tres semanas y colaboran los dos por igual.

Resulta que el porcentaje de supervivencia de las crías, es mayor que el de otros especímenes. Por esta razón, su estado no es una preocupación, por lo que, el humano no necesita intervenir para la subsistencia de estas aves.

Por otra parte, su alimento diario son las frutas pequeñas. Recordemos que son frugívoros, pero también son omnívoros, puesto que comen pequeños reptiles, insectos y si es necesario los huevos de otras aves. No obstante, esto solo suelen hacerlo, cuando hay escasez de su comida principal.