Saltar al contenido
Aves tropicales

Tucancito negro

tucancito negro

Tucancito negro, tucancillo orejiamarill, pichilingo negro, Yellow-eared Toucanet o Selenidera spectabilis. Si te llaman la atención las aves con colores oscuros, tienes que conocer al tucancito negro. Seguro que te encantara.

¿Y por dónde vive esta ave?

Se trata de una especie de la familia de los tucanes, denominada tucancito negro. Se diferencian bastante de los demás especímenes. Estas maravillosas aves habitan en las densas selvas tropicales de Colombia, Ecuador y Panamá. También habitan en algunas zonas de Honduras, ya que el clima de estas áreas es idóneo para que habiten en armonía.

Pueden encontrarse a altitudes muy elevadas de entre 1100 y 1500 m, aunque, algunas bandadas prefieren vivir a unos 300 m sobre el nivel del mar. Se refugian en la espesa vegetación de los bosques y eligen siempre las áreas más húmedas. Por esta razón, no se consiguen ver con tanta facilidad, debido a que se mimetizan muy bien con el follaje de los árboles.

Conviven en pequeños grupos de unos 9 y 15 ejemplares. No obstante, se trata de un ave muy solitaria, por lo que, pueden vivir perfectamente solos o en pareja. Por lo general, no tienen problemas al compartir el territorio con otras especies. De hecho, son bastante tolerantes en lo que respecta a su territorio.

¿Es un tucán completamente negro?

Esta ave posee un colorido muy singular, a la vez que llamativo. Principalmente lucen un plumaje de color negro en la cabeza, cuello y partes inferiores. Sin embargo, algunos especímenes pueden mostrar un tono castaño en la corona y nuca.

Sobre las alas presentan una tonalidad verde oliva brillante, mientras que las puntas son negruzcas. En la cola tienen un matiz gris pizarra azulado, mientras que los muslos son marrones y la zona infracaudal es completamente roja.

tucancito negro

Las plumas que disponen bajo las alas son de un tono anaranjado amarillento. Por otro lado, cerca de las mejillas exhiben una franja de color amarillo. En cambio, la cara adquiere un hermoso colorido verde amarillento, salvo en la parte superior del ojo que es azul turqués.

El pico del tucancito negro, es de un matiz conocido como cuerno fusco y puede medir de 100 a 102 cm. Sin duda, esta es una de sus características más atractivas. Su iris también destaca por el rojo profundo que presentan en él, al igual que sus patas que son de un matiz gris azulado.

Puede que a simple vista no exista diferencia entre el macho y la hembra. Sin embargo, los más expertos indican que normalmente las hembras son un poco más pequeñas y esbeltas.

En cuanto a su tamaño, mide cerca de 36 y 40 cm de longitud. No obstante, algunos ejemplares pueden ser más robustos que otros. Su peso no suele superar los 220 gramos, aunque este dato varía según la alimentación que estén llevando.

¿El tucancito negro es una especie muy extendida?

Afortunadamente, el tucancito negro no se encuentra en peligro de extinción, pero, no hay datos sobre cuantos quedan hoy en día en América Central. Hay algunas personas que comercializan con esta ave exótica, pero sin los permisos necesarios, no es posible tenerlos como mascota.

Conseguir imitar a su entorno natural, puede llegar a ser complicado. Lo más idóneo seria proporcionarles una jaula ancha, a la vez que alta, así dispondrán de un mayor espacio para hacer pequeños vuelos.

En realidad, no es una especie violenta, pero en la época de reproducción suele tener un comportamiento más agresivo. Por este motivo, deben situarse en lugares amplios, donde no tendrá conflictos con otras aves, debido al gran territorio que poseerán.

tucancito negro

Al tratarse de una especie monógama, cuando van a elegir a su pareja será para siempre. Por lo visto, si la hembra muriera, lo más probable es que el macho no vuelva a formar nunca una nueva familia.

Su dieta natural se basa en semillas, frutos e insectos. De la misma manera, se alimentan de reptiles, pequeños invertebrados, e incluso de los huevos de otras aves. Lo que más les gusta son las frutas, sobre todo la sandía y el melón.

En el momento que empieza la incubación, ambos sexos cuidan y mantienen el calor de los huevos cubriéndolos con plumas. Igualmente, cuando nacen los polluelos, los padres se van turnando para alimentarlos. Este proceso durara unas 6 semanas, e irán abandonando el nido poco a poco.