Saltar al contenido
Aves tropicales

Tucán

tucán

Tucán, diostedé, diotedé, ranfástidos o Ramphastidae. Son conocidos por todo el mundo, quizás sea una de las aves más populares, gracias a sus largos y coloridos picos. Aunque esto también les ha puesto en peligro en algunos países.

No existe una especie similar a ellos, son realmente hermosos, coloridos, peculiares, encantadores y únicos. Han llegado a ser la imagen de las aves tropicales y exóticas, durante décadas. Los reconoceremos sobre todo de algunas películas, series e incluso dibujos animados. Aquí mostraremos la mejor información sobre el tucán.

Tipos de tucanes

¿Dónde vive el tucán?

Los maravillosos tucanes viven por casi toda Sudamérica y America central, rondando una altura máxima de 900 a 3000 m sobre el nivel del mar. En México son algo más comunes, ya que afortunadamente tienen abundantes especies del mismo género.

tucán

Les gusta habitar en lugares repletos de vegetación como los bosques tropicales, anidando en los huecos de algunos árboles, cerca de ríos, lagos, etc. Definitivamente son aves que prefieren la humedad a un clima demasiado caluroso y seco.

Cuando empieza la mañana en el continente americano, se despiertan entre ellos pegando fuertes gritos. Finalmente se reúnen en grupos de 4 a 12 ejemplares y una vez preparados salen en busca de alimento. Alzan el vuelo siguiendo al tucán más veloz de la bandada, elevándose poco a poco hasta llegar a las plantaciones de papayas.

¿Cuáles son las características del tucán?

¿Para qué le sirve el pico al tucán y cómo es? Comparándolas con otras aves, nos podremos dar cuenta de la singularidad en sus rasgos. Han adquirido una hábil herramienta como pico, no se ha visto nada igual creado por naturaleza.

Desde su descubrimiento, se ha intentado descifrar este enigma, surgieron muchas explicaciones de los científicos. Por ejemplo, se dijo que los usaban para coger las frutas con mayor facilidad. También se sugirió que podría servirles para atraer a sus parejas sexualmente en los momentos del cortejo, antes del apareamiento.

Durante 2 décadas esta pregunta siguió en el aire, ni científicos como Darwin pudieron resolver el misterio del tucán. No obstante, algunos estuvieron barajando la posibilidad de que los utilizaran para defenderse, aunque ninguno podía afirmarlo con seguridad.

tucán

Aproximadamente todo comenzó mucho antes de 1780, pero las investigaciones no dieron frutos. Tras una larga espera en 2009 Glenn Tattersall descubrió algo extraño gracias a las cámaras infrarrojas. Según el momento del día regulan la temperatura de sus picos para poder traspirar con ellos, ya que no pueden sudar, los utilizan como refrigerante. Sin duda es un dato sorprendente acerca del pico refrigerante del tucán.

¿Y de qué color es el tucán? Los tonos del plumaje suelen variar según el espécimen, normalmente presentan colores oscuros como el marrón, verde, negro, etc. En cambio, obtienen matices secundarios más vivos como el rojo, amarillo, naranja y blanco. Estos aparecen en las áreas del cuello, nuca, cola, interior de las alas o directamente en el vientre que es lo más habitual.

El tamaño de algunos congéneres puede alcanzar los 63 cm, sin embargo, la mayoría mide entre un promedio de 18 a 59 cm. Por otro lado, tenemos su peso que ronda entre 130 y 620 gr.

¿El tucán es un ave trepadora? Efectivamente el tucán es un ave trepadora, pasan la mayor parte del tiempo entre las ramas de los árboles. Se mueven con una gran destreza y el denso follaje de las hojas apenas deja verlos, pero si nos fijáramos atentamente veríamos sus famosos saltos. Habitualmente se desplazan de esta forma, es común en todas las especies de tucanes.

¿Cuánto mide el pico de un tucán?

Se reconocen a simple vista por el gran perímetro de sus picos, que logran extenderse hasta los 14 y 20 cm. Viéndolos a escasos metros puede impactarnos por su singularidad, quizás nos sintamos intimidados al no estar acostumbrados a semejantes características, aun así, no hay nada que temer. Solo podemos decir que es algo fuera de lo común, un verdadero privilegio tener a los tucanes en nuestra fauna.

¿Cuál es el tucán más grande del mundo?

Existen 3 tipos diferentes que se diferencian por su altura, se trata de los Arasaris, Ramphastos y Andígenas. Los de menor longitud se ganaron el nombre de tucancitos o tucanetes. Por otra parte, tenemos a los populares tucanes verdaderos, que son los más grandes con diferencia junto a los Andígenas, de escasos centímetros menos.

tucán

  • Ramphastos o Tucanes verdaderos: Son los de mayor tamaño alcanzando casi los 63 y 65 cm, como es el caso del bellísimo Tucán toco distinguido por ser indiscutiblemente el más grande de todos los tucanes. Logran diferenciarse por un característico plumaje oscuro. También debemos mencionar sus cortas colas cuadradas.
  • Andígenas o Andinos: Estas especies son de una altura similar a los tucanes verdaderos, salvo por pocos centímetros. Pueden medir de 50 a 59 cm, destacando por un mayor grosor en su plumaje.
  • Arasaris: Aquí entran algunos de los más pequeños rondando entre 28 y 47 cm, aunque la media suele estar en unos 33 cm. A diferencia del anterior, este género posee colores tropicales como el rojo, amarillo, naranja y verde. Sin olvidarnos, de las delgadas colas con plumas intercaladas.

¿Cómo es el comportamiento de un tucán?

No se sabe demasiado acerca del comportamiento de los tucanes, salvo por algunas investigaciones hechas con ejemplares en cautiverio. Es normal que se sientan asustados los primeros días, en algunos casos pueden mostrarse agresivos, pero no es un hábito común en ellos.

No obstante, una vez adaptados al clima y a nuestra presencia, nos daremos cuenta del verdadero carácter de un tucán. Son muy cariñosos con las personas que ven a diario, normalmente las parejas adultas no se despegan demasiado, yendo casi siempre juntos. También comparten los alimentos ofreciéndoselos entre sí, cuando más relajados están, suelen desparasitarse uno al otro.

Algunos expertos resaltan del tucán su gran fidelidad, afirman que raramente abandonan a sus parejas, es decir, son monógamas. Los machos protegen constantemente a las hembras, siendo así algo más territoriales. Ellas aparentan una mayor afabilidad con los humanos, aunque no es un dato seguro, ya que puede depender mucho del espécimen. Sin duda, poseen un carácter único y especial que acabara enamorándonos.

¿Cuánto tiempo pueden vivir los tucanes?

La longevidad de estas aves tropicales se aproxima a los 18 años en cautividad, esto dependerá mucho de la alimentación que estén tomando. Naturalmente la esperanza de vida en su habitad es algo mayor, se han llegado a observar ejemplares de 20 e incluso 23 años de vida. No se han visto congéneres de una mayor edad a la mencionada, aun así, podrían superarlos con un cuidado óptimo y con una mayor atención.

tucán

El mayor problema al que se enfrenta los tucanes es el exceso de hierro que puede provocarles hemocromatosis. La mayoría acaba muriendo a los pocos meses de contraerla, por eso, tendremos que tener en cuenta este factor si queremos una larga vida para nuestros tucanes multicolor.

¿Qué come el tucán?

Los tucanes son omnívoros, una nutrición idónea es fundamental para que estén en plena forma. Sin ninguna duda las frutas son uno de sus manjares preferidos, pero también pueden comer distintos tipos de semillas; bayas, insectos, lagartijas, ranas, serpientes pequeñas o algunos huevos de otros pájaros. Gracias a sus picos agarran los huevos e inclinan la cabeza tragándolos con facilidad. Existen más de 100 especies de árboles de las cuales se alimentan con sus frutos.

En cautividad el tucán, debe de tener una dieta estricta basada en frutas variadas como la papaya, pera, melón, manzana, mango, etc. Añadiendo carne cruda picada, tomate, pepino, zanahoria como muchos otros vegetales, les ayudaremos a que tengan las vitaminas necesarias. Siempre fijándonos en no aportarles demasiado hierro o podrían enfermar de hemocromatosis. No beben demasiada agua, por lo visto se hidratan del que aportan los propios alimentos.

¿Se puede tener un tucán cómo mascota?

¿Es legal tener un tucán cómo mascota? Desafortunadamente la mayoría de géneros están en peligro extinción, por culpa de la explotación indiscriminada de estos bellos animales. En definitiva, no está permitida la venta o reproducción en cautividad de los tucanes, salvo que tengamos un certificado del Núcleo zoológico, documentado por CITES y sus leyes sobre el trasporte.

De lo contrario, nos multaran gravemente o directamente, en algunos países podríamos llegar a cumplir una condena. Los inspectores comprobaran las condiciones en las que van a vivir y si las consideran optimas, podremos tener a este tipo de ave exótica. Si hemos tenido la suerte de conseguir un permiso, nos daremos cuenta que el tucán como animal de compañía es digno de admirar.

¿Qué hay que saber antes de adquirir un tucán?

Si estamos pensando adquirir un ejemplar o varios, habrá que tener en cuenta lo mencionado anteriormente y algunos factores más que explicaremos a continuación. En primer lugar, necesitaran un área espaciosa donde residir, nosotros siempre recomendamos jaulas abiertas, con una zona de juegos en la parte superior.

Las medidas más comunes son de 1 a 3 metros de alto y ancho, incluso más si lo deseamos. Igualmente es necesario que posean una profundidad semejante de entre 2 a 3 m. Además de unas grandes dimensiones, tendrán que ser resistentes con estrechos barrotes horizontales.

tucán

Esto les dará mucha más libertad para moverse y realizar sus característicos saltos sobre las perchas. Hay que imitar todo lo posible a su hábitat natural con algunos árboles y troncos, así podrán posarse sobre ellos. Nunca las recargaremos demasiado o podrían acabar estresándose. En cuanto a la forma de la jaula es preferible que sean cuadradas sin ningún ángulo curvo.

Aunque muestran una gran actividad a lo largo del día, no son demasiado juguetones. Están acostumbrados desplazarse entre las ramas de los árboles, por consiguiente, ellos prefieren las redes, cuerdas o perchas para poder colgarse y ejercitar los músculos de las patas. Si enganchamos de vez en cuando algunos frutos en las cuerdas, disfrutaran engulléndolos como en plena naturaleza.

¿Y dónde debo situar la jaula de un tucán?

Al tratarse de unas dimensiones tan grandes, es obvio que se necesitará un gran espacio. La mejor opción sería tenerlos en el exterior, donde no les dé directamente el sol. Por lo visto, los tucanes se adaptan rápidamente a otros tipos de climas.

No obstante, hay que situarlos en una zona sin demasiadas corrientes de aire y prestar atención a la temperatura. Lo idóneo serían unos 23 grados, pero nunca menores a los 18, ni mayores de 30 grados. Un dato que deberíamos de tener siempre en cuenta es la humedad del ambiente. Lo mejor sería que estuviera por encima del 60% o podrían acabar muriendo.

tucán

En cambio, si los queremos ubicar en el interior, deberemos respetar sus horas de sueño. Hay que evitar cubrir la jaula, ya que pueden estresarse con facilidad. Cuando caiga la noche, es mejor apartarlos a una habitación oscura fuera de posibles distracciones y ruidos. Si no duermen lo suficiente pueden mostrar hiperactividad. En algunos casos pierden el apetito al no tener las suficientes defensas.

De la misma forma que en el exterior, la temperatura y humedad deben de ser óptimas. Resulta que pueden sentirse intimidados a una baja altura. A la mayoría de las aves les gusta estar a un nivel similar al nuestro o directamente por encima.

¿Cómo limpiar la jaula del tucán?

Cuando vayamos a limpiar la jaula, habrá que sacar a nuestros tucanes y situarlos en unas perchas u otras jaulas. Una vez apartados a un lugar seguro, procederemos con la limpieza.

Lo más habitual, es desmontarlas e ir frotándolas con algún producto químico que se deshaga de las bacterias. Hay que ser paciente enjabonando todos los rincones donde haya restos de excrementos. También podemos cepillar las perchas y barrotes, que es donde pasan la mayoría del tiempo.

Finalmente nos aseguraremos de haber enjuagado absolutamente todo, eliminando cualquier indicio de jabón posible. Esta parte es fundamental, ya que cualquier detergente nocivo e ingerido por el animal, podría ocasionarle la muerte en solo unas pocas horas. Luego secaremos gran parte de la jaula con un trapo limpio, esperando unos 30 o 40 minutos antes de introducirlos nuevamente.

¿Qué puedo hacer para llevarme bien con mi tucán?

Esto puede ser algo complicado para los menos experimentados, pero no es algo, que no se pueda conseguir con paciencia y esfuerzo.

Primordialmente necesitarán interactuar con nosotros durante 1 o 2 horas diarias, mientras tanto podemos intentar darles comida en forma premio, de esta manera tendrán un recuerdo positivo cada vez que estemos con ellos. En pocas semanas notaremos un cambio radical en su comportamiento hacia nosotros, percibiremos una gran alegría cuando nos vean, gritaran entusiasmados deseando que les prestemos atención.

tucán

Si queremos dar un paso más allá, acariciándolos y enseñarles subir a nuestro brazo necesitaran un poco más de tiempo. Esta vez, intentaremos que coman directamente de la mano, no debemos estar nerviosos en ningún momento, de lo contrario no sentirán seguridad de nuestras buenas intenciones.

Podemos elegir algunos de sus frutos preferidos, como la manzana o un dulce melón, hay que ser persistentes, pero sin agobiarles demasiado. Quizás el primer intento resulte fallido, aunque no hay que perder la esperanza e ir probando suerte día a día. Cuando menos nos lo esperemos estarán picoteando el fruto de nuestras manos, este será un gran logro por nuestra parte.

Una vez tengamos la suficiente confianza con ellos, probaremos adiestrarlos para que suban en el brazo. Puede resultar un poco más complicado, por lo tanto, nos ayudaremos de la misma manera que la anterior. Situaremos nuestro brazo para que puedan alcanzar un premio, haciendo varias repeticiones lo tendrán dominado y dejaran de temernos. Si hemos conseguido entablar una mejor relación con ellos, sería una muestra de confianza depositada en nosotros por parte de los tucanes.

Reproducción y crianza del tucán

La reproducción de los tucanes varía según el habitad en el que vivan, normalmente eligen empezar sobre enero, febrero, abril o a principios de mayo. Aunque pueden criar durante todo el año, la mayoría prefieren los climas tenues y húmedos.

Un dato curioso sobre la reproducción del tucán es su forma de cortejarse, chochan sus picos pasándose fruta hasta llegar a la copulación, no se ha visto un comportamiento similar en otras aves, por lo que las hace bástate peculiares.

tucán

Después irán preparando el nido hasta dejarlo bien acolchado con ramitas, hojas, astillas, semillas regurgitadas, etc. Pondrán cerca de 2 a 4 huevos, que incubarán durante unos 15 o 25 días tanto como la hembra y el macho. Tarde o temprano los polluelos romperán el cascaron, será un momento delicado a la vez que complicado. No todas las crías sobrevivirán a este proceso, son más vulnerables que nunca a las bajas temperaturas y necesitan el calor corporal de sus padres.

Una vez pasados 4 meses aproximadamente, sentirán curiosidad por explorar el exterior. Saldrán a la aventura hasta llegar a la madurez sexual cerca de los 4 o 5 años de edad, entonces comenzara el ciclo reproductivo empezando nuevamente todo.

¿Qué tucán está en peligro de extinción?

Existen 40 de 42 especies de tucanes que están en peligro de extinción. Por desgracia el comercio de aves silvestres, ha creado un desequilibrio en la naturaleza cada vez mayor. La captura indiscriminada para su venta, es la principal de todas ellas, aparte de la destrucción constate de sus hogares. Unos de los tucanes más protegidos son el tucán toco y tucán piquiverde, debido a sus coloridos tropicales abarcan casi todo el comercio.

Aun así, se está haciendo un gran esfuerzo para preservar a esta especie. Es una verdadera suerte tener organismos oficiales, organizaciones sin ánimo de lucro, preocupándose por ellos, colaboran agrupándolas en granjas y parques especializados.

Enfermedades comunes del tucán

Si nuestros tucanes están enfermos, notaremos algunos comportamientos extraños fuera de lo habitual. No hay que alarmarse, lo primero, para estar completamente seguros es fijándose si muestran algún tipo de síntoma.

Aquí mencionaremos las enfermedades más comunes de los tucanes, de todas maneras, si percibimos que es bastante grabe, tendremos que dirigirnos rápidamente a un veterinario especializado.

  • Parásitos: La más común sin ninguna duda alguna, suelen cogerse por alimentos en mal estado, agua sucia o una mala higiene. Si es leve puede tratarse con insecticida, si no notamos mejoras habrá que llevarlos al veterinario.
  • Resfriado común: Al igual que las personas los tucanes pueden coger fácilmente un resfriado común. Esto se debe a las corrientes de aire, por lo tanto, tendremos que ubicarlas en una zona mejor. No se trata de nada mortal, con algunos antibióticos especiales irán mejorando en cuestión de días,
  • Fractura de pico: Debido a su gran longitud algunos ejemplares pueden presentar alguna fractura, por algún golpe, caída o mal movimiento, de hecho, es bastante frecuente. Para poder evitarlo estaremos atentos a que no estén golpeando ningún objeto repetidamente. Por otra parte, habrá que llevarlos rápidamente a urgencias y que diagnostiquen la gravedad de la fisura.
  • Golpe de calor: Este tipo de aves están acostumbradas a unas altas temperaturas, pero a más de 30 grados pueden sufrir de un golpe de calor. El sol directo durante varios minutos terminara ocasionándolo, no es algo grave si se coge a tiempo dejándolos en un lugar fresco con algunas frutas frescas y algo de agua podrán hidratarse poco a poco.
  • Obesidad: Si nos les damos una dieta equilibrada pueden llegar a sufrir de obesidad, lo mejor sería variar cada día el tipo de frutas y vegetales. En los casos más extremos puede acabar con la vida del pájaro, por consiguiente, tendremos que controlar el desarrollo en su alimentación.
  • Hemocromatosis: Esta ocasiona un mal funcionamiento en algunos de sus órganos, por culpa del exceso de hierro en los alimentos. Es una enfermedad similar a la hemosiderosis, pero de mayor gravedad. En los peores casos tienen problemas en el corazón u otros órganos vitales, que acabaran con su vida en menos de 24 horas.
  • Hemosiderosis: Una de las enfermedades más comunes es la hemosiderosis, al igual que la anterior, se produce por una cantidad elevada de hierro en la sangre. En su hábitat natural no tienen estos problemas, es algo más habitual que lo contraigan en cautividad. Podemos cambiar sus dietas a algo más blandas y bajas en hierro, de lo contrario pasara como con la hemocromatosis.
  • Gota articular: Se trata de una inflamación del área de los ojos, está ocasionada por la falta de vitaminas y proteínas. No es una enfermedad grave, pero hay que tratarla cuanto antes con algunos antibióticos, sugeridos siempre por un veterinario cualificado.
  • Muda de plumaje anormal: Todas las aves mudan de plumaje al menos una vez al año, pero si detectamos una muda anticipada o más larga de lo habitual, podría tratarse de una muda anormal. Puede haber varias razones, por ejemplo:  estrés acumulado o directamente porque le cuesta adatarse a su nuevo entorno. No es nada que no se pueda tratar, necesitaran tranquilidad y con algunas frutas les aportaremos las vitaminas necesarias para la recuperación.
  • Arrancarse las plumas: Los parásitos suelen ser los principales causantes de que se arranquen las plumas, aunque también puede ser por una poca cantidad de minerales en la comida, falta de atención o por simple estrés. Nos aseguraremos pulverizándoles desparasitante especial, hay que hacerlo imitando a la lluvia, nunca directamente hacia él. Si notamos que persiste el problema, acudiremos a un veterinario.
  • Pseudotuberculosis Aviar: Aparece sin aviso, los síntomas suelen ser la neumonía, inflamación del hígado o ascitis, que es la acumulación de líquidos en la cavidad piroteanal. Debe tratarse lo antes posible llevándolos enseguida al veterinario.
  • Enteritis necrótica: Cuando les ponemos agua, hay que asegurarse de que este limpia y clara, ya que se trata de una enfermedad que se origina en ella. Se les taponan las fosas nasales con mucosas, empezaran a tener diarrea contantemente hasta llegar al punto de deshidratarse. Dándoles una dieta blandas y antibióticos, irán desapareciendo los síntomas.
  • Clamidias: Es bastante difícil de contraer, aun así, se necesita Doxiciclina, para dársela oralmente o vía intravenosa. Hay que estar muy seguros, aunque el tucán no sea propenso a ella, deberemos consultar a un especialista si tenemos alguna duda.
  • Candidiasis: Se trata de un hongo microscópico, que daña el sistema inmunológico del ave. Unas cuantas frutas ricas en vitamina C, les dará resistencia y muchas menos posibilidades de contraerlo. Si el proceso está muy acelerado un experto debería hacerle un diagnóstico.
  • Ascaridos: Esta en especial parece preferir a los tucanes, si no se coge antes de una semana acabaran perdiendo la vida. La pérdida de apetito hará que bajen sus defensas, pero cogiéndolas a tiempo pueden mejorar rápidamente, las vitaminas suelen usarse como tratamiento en estos casos.
  • Aspergillosis: Suelen presentarse en los polluelos, es habitual si no limpiamos las heces de las jaulas. Esto atraerá a los hongos y llegaran a los pulmones de los pequeños, incluso podemos notarles un crecimiento lento y una mala alimentación. No tienen muchas posibilidades de vivir, ya que se tratan de crías sin las defensas suficientes para afrontarlo.
  • Plasmodium: No ha habido muchos especímenes con esta enfermedad, pero no se libran de una posible infección. Empieza siendo algo leve y acaba ocasionándoles la muerte, se comportarán de forma agresiva con todo su alrededor, un claro indicio del parasito Plasmodium.
  • Diabetes mellitus Idiopática: Al parecer está siendo en los últimos años un gran problema. Mostrarán síntomas como la diarrea, pérdida de peso, sangre en la orina e ingerirán mayores cantidades de agua. Es una enfermedad vital que puede producir algunos tumores y la deshidratación.