Saltar al contenido
Aves tropicales

Periquito inglés

periquito inglés

Periquito inglés o Melopsittacus undulatus. De entre todas las aves, esta especie es de las más populares como mascota. La mayoría de los amantes de las aves exóticas, han hecho un hueco en sus hogares a estos fantásticos periquitos. Si no hemos tenido nunca un ejemplar, podría ser el mejor momento para hacerlo. Te animamos a conocer más profundamente al periquito inglés.

¿De dónde surgió el periquito inglés?

El origen de este pájaro viene directamente de los periquitos australianos. No fue fácil conseguir a esta especie tal y como la conocemos hoy en día, tras múltiples intentos, se consiguieron criar por primera vez en Inglaterra. Sin embargo, el primer nombre que se les puso fue periquito común, solo tras unos cuantos años, concretamente en 1989 nació otra especie denominada Periquito inglés.

periquito inglés

Desde entonces se les ha conocido como una de las mascotas más comunes y populares de todo el mundo. Resulta que el periquito inglés es una especie nueva, que se dio a conocer hace apenas 30 años.

Estas aves se consideran originarias de Australia. No obstante, no habitan en esa parte del planeta, algunas colonias se han situado en distintas áreas de Europa. Al parecer, muchas de ellas han logrado sobrevivir y adatarse a estos entornos más fríos.

¿Qué características tiene esta ave?

¿Cómo es el periquito inglés? Seguramente ya hayamos visto a un periquito ingles dada su popularidad. Principalmente son de colores muy vivos como el azul y verde. Estos se pueden apreciar por todo el vientre, hasta llegar a la cola. En cambio, sobre la cabeza y en gran parte de las alas poseen un plumaje amarillo o blanco, según el ejemplar.

Por otro lado, se les puede notar a simple vista unos puntos negros en la garganta, acompañados por dos pequeñas franjas azules en cada lado. También, presentan unas finas líneas de color negro alrededor de los ojos y en toda la cabeza. Este último puede observarse en otros tipos de periquitos, como el australiano.

periquito inglés

Identificarlos es bastante sencillo, gracias al color azul que muestran encima del pico. Es algo único en ellos, por si no estuviéramos seguros de si se trata de un periquito inglés, solo habrá que fijarse en los detalles mencionados.

Diferenciar el sexo de esta especie puede resultar complicado, por lo general, las hembras son más grandes. Sin embargo, no es algo que pueda asegurarnos al 100% el sexo de nuestro periquito. La mejor forma de averiguarlo, seria haciéndoles una prueba de ADN, solo necesitaremos una pluma que conserve la raíz, de esta manera el ave no sufrirá en ningún momento.

Los periquitos ingleses pueden estar entre los 15 y 18 cm de longitud. Sin embargo, algunos criadores aseguran que llegan hasta los 24 cm, estos son denominados periquitos gigantes. En cuanto al peso llegan hasta los 30 gr e incluso se han visto ejemplares de 44 gramos. La alimentación jugara un papel muy importante en este aspecto, por lo que dependerá de lo que estén tomando a diario.

¿Es fácil cuidar de un periquito inglés?

Esta clase de periquito es muy sensible a las corrientes de aire y necesitaran un lugar cálido, además, de tranquilo. Cuando vayamos a alimentarlos añadiremos diversas frutas, semillas y vegetales. Una de sus preferidas son las manzanas y lechugas tiernas, además, podemos incluir algún hueso de jibia o sepia que les aportara el calcio necesario.

No hay que olvidarse nunca de asear correctamente la jaula, así evitaremos bacterias o una posible infección en ellos. De la misma manera, los recipientes de la jaula tienen que estar limpios. También existen insecticidas especializados en eliminar a los parásitos sin riesgo alguno. Haciendo todo esto, conseguiremos un entorno más saludable y seguro para nuestros periquitos.

Si preferimos tenerlos en el exterior, será mejor situarlos bajo una sombra. De lo contrario, podrían acabar muriendo por un golpe de calor. Los días más calurosos podremos optar por pulverizar agua sobre ellos, pero nunca directamente.

Al tratarse de pájaros muy activos, requerirán de algunos juguetes con los que puedan ejercitarse. Sin duda, es mejor método para que se desfoguen, además, los mantendrá entretenidos y con mejor carácter. En conclusión, el periquito ingles no requiere de una gran experiencia para cuidarlos adecuadamente.

¿Cómo criar al periquito inglés?

No son aves que usen demasiado en la crianza o como ave de compañía. Sin embargo, resulta bastante fácil criarlos en cautividad. En primer lugar, habrá que disponer de una pareja compatible y con buena salud. Incluyendo un nido, amentaremos las posibilidades de que empiecen a reproducirse. Las medidas más utilizadas por los criadores de periquitos son 20 x 20 x 30 cm.

Una vez llegados a este punto, solo tendremos que tener mucha paciencia. Pueden criar durante todo el año, pero normalmente lo hacen sobre el final del invierno o principios del verano. Cuando los periquitos estén preparados comenzaran a aparearse y en tan solo 2 semanas, la hembra pondrá su primer huevo. Habitualmente ponen de 4 a 6 huevos que tardaran en incubar unos 25 o 28 días.

Los polluelos recién salidos del cascaron, tendrán que estar en un lugar cálido. En ese momento, si no tienen el espacio suficiente los periquitos pueden llegar a pelearse. Antes de que ocurra, los cambiaremos a una jaula de mayor tamaño, así, nos aseguraríamos que no haya ningún conflicto entre ellos.

Si los queremos criar por nuestra cuenta, habrá que separar al periquito inglés palillero sobre los 25 días de vida. A partir de ese momento, lo alimentaremos cada 4 horas con papilla especial para loros. Lo primero que haremos será preparar la papilla con agua tibia, se la daremos en tomas de 6 a 10 ml. Después de un tiempo, iremos subiendo la cantidad, por último, pasarán a ser tomas cada 8 horas.