Saltar al contenido
Aves tropicales

Periquito de Bourke

periquito de bourke

Periquito de Bourke, periquito rosado, Bourke’s Parrot o Neopsephotus bourkii. Esta especie podría ser de las más hermosas y peculiares de todas. Si somos amantes de las aves, el periquito de Bourke, seguramente nos acabe enamorando por su gran colorido y aspecto.

¿Dónde vive esta ave?

El periquito de Bourke es originario de Australia y se sitúa a unos 600 y 900 m sobre el nivel del mar. Pueden observarse en las sabanas, junto a los arboles más solitarios. En cambio, cuando el clima es más caluroso, habitan cerca de los ríos o lagos. También, se han visto en algunas zonas urbanas, aunque, prefieren habitar al borde de ellas.

periquito de bourke

Se mueven en grupos reducidos de unos 10 ejemplares, aunque, en la época de cría forman bandadas mucho más numerosas. De esta forma, consiguen proteger mejor a sus crías de cualquier depredador.

Esta especie de periquito llego a estar en peligro de extinción. Sin embargo, tras un largo tiempo, se consiguió repoblar gran parte de los bosques y selvas de Australia. Durante este periodo, varios ejemplares fueron exportados a america para la crianza. En consecuencia, se extendieron por distintas áreas de del continente americano, especialmente al norte.

¿Cómo es esta fantástica especie?

El color dominante del periquito de bourke es el rosado. Este matiz se puede apreciar en zonas como el vientre, pecho y nuca. Las alas presentan tonos marrones y negros, mientras que las puntas son rosadas. Si nos fijamos en la rabadilla, percibiremos un precioso azul celeste muy característico en ellos.

Sobre la cabeza, destacan unas plumas rosadas que se extienden por el cuello, hasta llegar al pecho. Esta parte puede ser marrón en algunos ejemplares, aunque, no es muy habitual.

periquito de bourke

No es fácil diferenciar al macho de la hembra, ya que poseen características bastante similares. En su fase adulta, los machos adquieren un plumaje azulado cerca de la barbilla. Por el contrario, las hembras muestran estos colores mucho menos intensos.

La mejor forma de distinguirlos es por el tamaño. El macho normalmente alcanza unos 21 cm, en cambio, las hembras son de 18 a 19 cm. Por otra parte, llegan a pesar unos 31 y 39 gramos, según el sexo.

Existen 4 mutaciones diferentes del periquito de bourke y son conocidas como:

  • Mutación rosa: Principalmente, domina un color rosa intenso en casi todo el cuerpo, además, en el rostro y garganta adquieren un singular gris claro. De hecho, es fácil averiguar el sexo, ya que el macho tiene una línea blanca en la frente y unos ojos completamente negros.
  • Mutación Isabel: La dilución de las melaninas ha hecho que los ojos adquieran un color rojo-ciruela. Esta característica puede notarse más en las hembras.
  • Mutación Fallow: En este caso la dilución es mayor, exactamente del 50%. En consecuencia, el color de los ojos es rojo vivo.
  • Mutación amarilla: Esta mutación tiene diluidas las melaninas en un 75%. Como resultado, el lipocromo rosa cambia al color amarillo claro.

¿Cómo hay que cuidar al periquito de bourke?

En primer lugar, hay que asegurarse de que dispongan del espacio necesario en la jaula. Sobre todo, si vamos a tener a más de una pareja en la misma jaula. Otro de los factores a tener en cuenta, son las corrientes de aire. El periquito de bourke está acostumbrado a las altas temperaturas de Australia, por lo que, exponerlos demasiado tiempo al frio, podría hacerlos enfermar gravemente.

Cuando los situemos en el exterior, hay que cubrir el tejado, así podrán refugiarse de los rayos del sol. En los días más calurosos, podemos refrescarlos pulverizando agua sobre ellos. Tampoco hay que olvidarse, de incluir un recipiente grande con agua.

El periquito de bourke, tiene un carácter bastante pacifico, por lo que, no suelen mostrarse agresivos con otros tipos de aves. En realidad, son aves cariñosas y afables, además, de unas mascotas ejemplares.

periquito de bourke

Se alimentan de varios tipos de semillas, sobre todo, de alpiste y mijo. La dieta tiene que ser rica en vitaminas, por ejemplo, las frutas y verduras les proporcionarán los nutrientes necesarios.

La reproducción en cautividad no debería de resultarnos muy complicada. Lo primero que necesitan, es un nido con unas medidas mínimas de 20 x 20 x 30 cm. Una vez que este puesto, la pareja ira curioseando poco a poco. Al principio, puede que se sientan un poco intimidados, pero, no es nada que deba alarmarnos.

Cuando la hembra esté preparada para la puesta, pondrá de 4 a 6 huevos. Entonces, los incubara durante unos 25 días. Normalmente el macho es el que se encarga de alimentar a las crías, aunque, pueden hacerlo ambos por igual.