Saltar al contenido
Aves tropicales

Loro yaco

loro yaco

Loro yaco, loro gris, yaco, Grey Parrot o loro gris africano. ¿Estamos buscando un loro como mascota? El Yaco es un tipo de ave muy popular e inteligente. Sería una mascota ejemplar en nuestros hogares, sobre todo para los grandes amantes de las aves tropicales. Su belleza los hace únicos en su especie, al igual que su facilidad para aprender a hablar.

Tipos de loro yaco

¿Qué es un loro yaco?

Los yacos habitan en los bosques húmedos de las zonas tropicales y ecuatoriales de África. Se adentran en la espesa vegetación del continente, donde viven a una altura de 1000 y 1500 m sobre el nivel del mar.

Anidan cerca del trascurso de los ríos, preferentemente en los árboles más altos y frondosos. Salen en grupos reducidos en busca de alimento, recogiendo gran parte de los cultivos más cercanos.

loro yaco

El yaco cola roja o Psittacus erithacus es la especie principal y más conocida. Estos se suelen ver en zonas como Angola, Burundi, Benín, Ghana, Camerún, la República Central de África, Congo, Kenia, Costa de marfil, Guinea ecuatorial, Gabón, Mali, Nigeria, Ruanda, República democrática del Congo, Togo, Uganda, Tanzania e incluso en las islas de Sao Tomé y Príncipe.

La especie más pequeña es el yaco cola vinagre o también conocido como Psittacus erithacus timeth, a diferencia de sus hermanos cercanos viven al sur de Guinea, Liberia y Sierra Leona.

¿Cuánto vive un loro yaco?

Aunque no lo parezca, estos hermosos loros grises pueden acompañarnos toda una vida. El loro yaco en excelencia, es un ave capaz de alcanzar una longevidad cercana a los 60 o 70 años. Sin embargo, se han podido observar ejemplares de incluso 100 años.

Una esperanza de vida de un siglo es realmente increíble para cualquier especie, por eso son consideradas las aves que más tiempo viven del planeta.

¿Un loro yaco es una mascota muy común?

Sin duda alguna podemos decir que son unas excelentes mascotas, además de las más populares. Se necesita experiencia ante este tipo de aves, no son simples mascotas. Tienen una inteligencia fuera de lo común y pueden percibir muy bien nuestro estado de ánimo.

De entre todos los loros que hablan, el loro yaco es al que menos le cuesta hacerlo, pronuncia las palabras con una gran perfección, superando con diferencia a cualquier otra especie.

Les agrada interactuar con los humanos, hasta formar un vínculo entre ellos. Solo verán a una persona como al líder de la manada y raramente depositara la misma confianza en otras. No obstante, los yacos son muy cariñosos con la gente que ven a diario, dejándose tocar y coger sin problemas.

loro yaco

Requieren de una atención constante, de lo contrario podrían deprimirse al no tener ninguna compañía. Es decir, no les gusta estar demasiado tiempo solos. Normalmente intentaran llamar la atención con silbidos e incluso llamándonos por nuestro propio nombre, si lo han aprendido.

Además de poder hablar, son unos fantásticos imitadores de cualquier clase sonido, ya sean aparatos electrónicos, animales o la propia voz de una persona. En ocasiones puede llegar confundirnos, pensaremos que nos está llamando algún familiar, pero realmente son ellos imitando sus singulares voces. Podría decirse que dé ahí viene gran parte de su popularidad.

Un yaco como ave de compañía

Cuando decidamos tener a un yaco en nuestro hogar, pasara a ser un nuevo integrante de la familia. El lugar donde resida deberá ser idóneo, debido a su longitud, de la misma manera habrá que alimentarlos adecuadamente con pienso especial para loros, vegetales y frutas.

Sobre todo, hay que dejarlos dormir cuando lo necesiten, apartándolos a otra habitación más tranquila. Lo mejor sería poner unos horarios y rutinas para que disfruten de un plácido descanso.

Al tratarse de unas aves muy activas, necesitaremos algunos juguetes de madera. Es recomendable ir cambiando la posición de las redes o cuerdas, de esta manera se sentirán mucho más curiosos e interesados.

Solo podemos decir que son dignos de admirar, si somos amantes de los loros tropicales, no dudaremos ni un segundo en elegirlos como nuestras fieles mascotas.

¿Y qué puedes darle de comer a un loro yaco?

Disponen de una gran variedad de alimentos comestibles en su hábitat natural, aunque las frutas son un verdadero manjar para ellos. También pueden comer flores, vegetales, semillas y algún que otro fruto.

En cautividad deberemos darles una alimentación más estricta, combinando las raciones de frutas y vegetales cada día. Por ejemplo, la naranja, tomate, plátano, lechuga, mandarina, calabaza, manzana, zanahoria, pera tierna, pimiento, melón, papaya, uvas y kiwis son beneficiosos para su salud gracias a su alto contenido en vitaminas.

loro yaco

Nadie quiere que su yaco sufra de obesidad, evitaremos esta situación suministrándoles pienso para yacos como su nutriente principal. Sin olvidarnos de los alimentos secundarios mencionados anteriormente. Es fundamental variar sus platos de comida, les gustara disfrutar de distintos sabores cada día, así gozaran de una prospera y larga vida.

La mejor elección que podemos tomar a la hora de elegir el pienso, siempre es fijarnos que contenga las grasas necesarias para su alimentación, los valores nutritivos, una tasa de azúcar no muy elevada y en la calidad del alimento. También hay pienso con frutos secos, pero no se debe dar diariamente o les ocasionara diarrea y tendrán un alto nivel de hierro en su corriente sanguínea.

Una gran parte de los loros acaban enfermando por comer ciertos alimentos perjudiciales para su metabolismo. Nunca hay que ofrecerles chocolate, ajos, cebollas, sal, aguacate, el hueso de las frutas, ni tampoco nada que contenga un exceso de grasa.

¿Cuánto debería dormir un loro yaco?

El estado de sueño semiprofundo en el que se sumergen los yacos a las primeras horas de la tarde no pueden compensar su necesidad de descanso nocturno. En la oscuridad los loros duermen sin ningún problema, pero si tenemos una luz tenue cerca de ellos o distracciones a su alrededor no descansaran correctamente, pudiendo acabar con estrés o insomnio.

Cubrir la jaula del animal es el error más común, es mejor dejarlo en una habitación tranquila y oscura. De esta manera podrán descansar plácidamente. Muchas personas no tienen en cuenta el horario de descanso de los loros y normalmente acaban estando estresados, cambiando su carácter a una actitud imperativa e incluso agresivos.

Dormir es tan importante como comer, si no tienen un descanso correcto podrían enfermar o tener una peor salud. Se ha demostrado que un mal descanso puede afectar a la longevidad de los animales.

En su habitad natural duermen de 10 a 12 horas, eligiendo las tardes como el sueño profundo, pero en cautividad esto puede ser más complicado, debido a los ruidos que ocasionamos a lo largo de la jornada diaria. Solemos tenerlos en las habitaciones más trascurridas del día, no obstante, siempre debemos de respetar sus horarios de descanso. Como hemos dicho anteriormente, lo mejor sería apartarlos a un lugar sin ruidos molestos, donde puedan dormir tranquilamente.

Cuando elijamos la jaula, ¿cómo tendrá que ser?

El hogar de los yacos tiene que cumplir con sus necesidades básicas. Principalmente necesitan un gran espacio donde puedan estirarse sin problemas, con unas medidas mínimas de 60 x 60 x 80 cm será suficiente.

Las jaulas aparte de amplias deben de ser altas y al poder ser abiertas por la zona superior. Si tenemos pensado comprar una jaula para nuestros yacos, deberíamos tener estos factores en cuenta.

loro yaco

Una jaula abierta seria lo idóneo, tendrán mayor libertar al moverse dentro de ella, además dispondrían de una percha alta, ideal para que se pongan sobre ella. Del mismo modo, convendría incluir una zona de juegos en la parte superior, esta les vendrá muy bien a la hora de ejercitarse y divertirse.

Los barrotes de la jaula tienen que ser anchos y resistentes, preferiblemente de acero inoxidable. Estos loros poseen una gran fuerza en sus picos y si no disponen de una jaula resistente, podrían acabar rompiéndola fácilmente.

Al igual que la jaula, los comederos y bebederos para yacos son grandes y resistentes, pudiendo elegir entre el acero inoxidable o plástico duro. Los materiales blandos pueden acabar rompiéndose o en las peores circunstancias hiriendo al animal.

Quiero que mi loro yaco diga algunas palabras, ¿cómo lo hago?

Los yacos o loros grises criados a mano aprenden hablar en su primer año de vida. Necesitarán varias repeticiones al día de las palabras que queramos que aprendan, de esa forma irán reconociendo y memorizándolas.

loro yaco

Por ejemplo, si queremos que nuestro loro yaco diga nuestro nombre, tendremos que repetir varias veces el nombre indicado, hacerles entender quién es la persona u objeto. Hay que tener mucha paciencia, poco a poco ira pronunciando cada vez mejor y hablara con más frecuencia.

El solo ira aprendiendo frases y palabras que escucha a lo largo del día. La música suele ayudarlos bastante, al igual que la radio y televisión. Pero sin ponérselos en exceso, ellos prefieren interactuar directamente con las personas.

¿Y qué juguetes puedo añadir en la jaula?

Los juguetes darán un desahogo a los loros. Debido a la gran actividad de esta especie, tendremos que añadir algunos juguetes con los que logren hacer ejercicio y entretenerse durante el día. Siempre hay que asegurarse de que no contengan materiales tóxicos que puedan afectar a su salud.

Las cuerdas y perchas son de sus juguetes favoritos, ya que les encanta balancearse mientras escalan sobre ellas. Si la cuerda no es lo suficientemente resiente terminaran rompiéndola. Para evitar que acaben destrozando la percha de madera principal, se pueden comprar juguetes especiales de madera, así podrán picarlos sin causar destrozos en las jaulas.

Las maderas que utilicemos siempre tienen que ser naturales y sin ningún tratado. Algunas perchas deberían tener un limador especial, para que ellos vayan limándose el pico y las uñas.

A los yacos les encanta los objetos brillantes, pero siempre hay que asegurarse que no contengan zinc, esto lo podemos ver en las llaves, cadenas, etc. Podemos incluir una red con juguetes al igual que con las cuerdas, podrán trepar sin problemas a la vez que se divierten. Los columpios para yacos también son una buena opción y las campanas despertaran su curiosidad.

Nunca se debe sobrecargar la jaula de juguetes o accesorios. Es muy normal que sientan miedo cuando añadimos juguetes nuevos, es una conducta natural en su medio, ya que en su hábitat natural lo nuevo podría ser peligroso.

¿Cuándo muda un loro yaco?

Normalmente la muda de las plumas del yaco empieza a principios de primavera, también sobre el inicio del otoño. En este apartado vamos a mencionar a las diferentes mudas que existen y sus respectivas diferencias.

  • La muda parcial es la adaptación del organismo del ave por las circunstancias temporales, según la época de reproducción o cuando empieza una nueva estación. Solo cambian sus plumas viejas por unas nuevas en diferentes zonas de su cuerpo.
  • Por otra parte, la muda total es un cambio completo de sus plumas, y normalmente suele ser una vez al año en todos los tipos de aves. En ese momento es cuando están más frágiles y vulnerables. El proceso de esta muda les impedirá volar con fluidez, en algunos casos no podrán hacerlo.
  • No debemos confundir el Picaje del loro con la muda, tendremos que prestar mucha atención cuando acurra esto para poder asegurarnos por completo. El picaje del loro puede ocasionarse por varias razones. La más común es la falta de oscuridad, pero también puede ocasionarse por soledad y aburrimiento. En los peores casos será un signo de que están enfermos.

¿Cómo criar yacos en cautividad?

¿Es difícil criar a un loro yaco en cautividad? La cría en cautividad de esta especie, se basa en darles una dieta equilibrada, mantener a nuestras aves sanas en todo momento y que la pareja de yacos sea sexualmente madura y compatible entre sí.

Llegar a tener una pareja compatible requiere de mucho tiempo, aunque se sabe que no todas pueden congeniar adecuadamente e incluso llegando a serlo, pueden tardar varios años en criar. Quizá pueda resultar algo difícil para lo más principiantes.

¿Cuándo crían los yacos? Los yacos pueden criar durante todo el año, si bien suelen hacerlo a finales de la primavera y empezando el verano. También durante el inicio del invierno o en el final del otoño. Estas aves maduran sexualmente sobre los 3 y 6 años de edad. Los loros grises suelen criar entre 1 y 3 veces al año, se han visto casos en el que en un año entero no han llegado a criar. Podría decirse que es un pequeño descanso que se toman.

Llegan a poner de 2 a 5 huevos, aunque normalmente suelen ser 3 huevos. La incubación de las hembras varía según la temperatura del ambiente, pero rondan los 27 o 30 días. La agresividad entre ellos suele ser bastante escasa, raramente hay algunos casos, por lo tanto, habremos de prestar atención durante el proceso.

¿Cómo tiene que ser el nido de un loro yaco?

Cuando vayamos a comprar un nido para yacos, deben ser verticales, amplios y altos, con una anchura mínima de 25 centímetros donde consigan moverse sin complicaciones, ni lleguen a dañarse las plumas.

El nido puede ser completamente de madera o metal en los bordes exteriores e interiores, la madera debe de ser resistente, natural y sin ningún tipo de tratado. Las medidas mínimas recomendadas son de 30 x 30 x 60 cm.

Esta especie es de un tamaño medio, por lo tanto, la entrada del nido debe situarse en la parte superior con una forma circular, tengan las proporciones adecuadas para que puedan acceder al interior, ellos mismos irán picando la entrada para aumentar el tamaño si lo ven necesario. También podemos incluir un pequeño palo en el exterior de los nidos.

Enfermedades del loro yaco

¿Qué enfermedades puede tener un loro yaco? Que un loro yaco enferme no es muy común, aun así, si pensamos que podría estarlo, necesitaremos saber que síntomas presentan. No hay que alarmarse en ningún momento ya que puede tratarse de algo leve. Prestaremos atención a cualquier comportamiento extraño en él, los síntomas también pueden reflejarse en el carácter del ave.

  • Resfriado: Las corrientes de aire helado y cambios repentinos de temperatura, son los culpables de que lleguen a resfriarse. El mejor remedio ante el resfriado son las frutas y vegetales, también con unas vitaminas disueltas en agua recomendadas por algún veterinario, ayudaran en su recuperación.
  • Obesidad: Un alto contenido de grasa en los alimentos puede producir obesidad en los yacos. Los frutos secos en general no son beneficioso para ellos si se los damos diariamente, sobre todo, les producirá un exceso de hierro. Las frutas y vegetales serán la medicina necesaria para que reduzcan la cantidad de grasa y hierro de sus cuerpos. Si no son cogidos a tiempo podrían morir en unos meses.
  • Ornitoiss: Es una enfermedad ocasionada por la clamidia, es decir una posible enfermedad de trasmisión sexual. Los síntomas principales son diarrea, ojos inflamados, somnolencia y resfriados con una gran cantidad de mocos que les impedirá respirar adecuadamente. Hay que tener bastante cuidado ya que el humano puede contagiarse a través de los excrementos secos. Solo con una prueba de ADN nos podríamos asegurar si están infectados.
  • Picaduras: Que se piquen las plumas puede deberse por varias razones, la más común suele ser la falta de atención por parte de sus dueños o directamente por aburrimiento. Es fácil ayudarlos a mejorar, solo tendremos que pasar más tiempo con ellos y darles una buena alimentación. Si esto no sirviera, habría que acudir rápidamente a un veterinario especializado.
  • Aspergilosis: Se trata de un hongo que reside en las semillas. Aparece con una alta humedad en ellas, afectando directamente a la respiración de los yacos. Puede mejorar dándoles semillas en buen estado y que estén completamente secas. Aun así, siempre recomendados hacerles un análisis.
  • Deshidratación: Aunque no lo parezca, la deshidratación es el primer causante de los yacos en cautividad. El agua siempre tiene que estar limpia y debemos asegurarnos que nunca les falte o podrían acabar muriendo.
  • Estreñimiento: El alimento en mal estado, igual que la obesidad puede ser causado por tomar demasiados frutos secos. No es ningún juego, podrían morir fácilmente por deshidratación, el mejor remedio siempre serán las frutas y vegetales.