Saltar al contenido
Aves tropicales

Guacamayo verde limón

guacamayo verde limón

Guacamayo verde limón, guacamayo verde mayor, lapa verde, guacamayo ambiguo o ara ambiguus. ¿Estás pensando en tener a un guacamayo en tu hogar? Si todavía estamos indecisos o no sabemos cuál se adapta más a nosotros. Estamos seguros de que el guacamayo verde limón te encantara.

¿Qué se conoce sobre esta ave?

El ara ambiguus puede encontrarse en Nicaragua, Panamá, Costa Rica, Honduras, Ecuador y Colombia. Se sitúan a una altitud de 1000 y 1500 m sobre el nivel del mar. También se han podido ver en tierras bajas, aunque no es muy habitual.

guacamayo verde limón

Estas aves habitan en los bosques húmedos y alrededor de ellos. Normalmente se encuentran en las áreas más lluviosas y densas de las selvas. Cada día salen en busca de alimentos, formando bandadas de hasta 35 ejemplares. Durante la recolecta, hacen pequeñas paradas en los bordes los ríos, para poder hidratarse y bañarse.

Según algunos expertos, la lapa verde esta considera en peligro de extinción. Desde hace medio siglo su número se ha ido reduciendo drásticamente, llegando a un punto crítico. Por este motivo, en algunos países tienen una gran protección llegando incluso a prohibir su venta.

¿Cómo es el aspecto de un guacamayo verde limón?

El guacamayo verde limón tiene unas características bastante comunes. Destacan por sus bellas plumas verdes, que se extiende por casi todo el cuerpo. En cambio, las alas presentan un tono oliva amarillento, junto a un precioso plumaje azul turquesa en las puntas. De la misma manera, la rabadilla muestra un matiz azul claro.

La cola es de color rojo pardo, aunque en la zona superior pueden apreciarse tonalidades naranjas. Sin embargo, en la punta lucen algunas plumas azules. También tienen el vientre y pecho completamente verde, salvo por el mentón que es negro.

guacamayo verde limón

Por otro lado, poseen toda la cabeza verdosa, mientras que la frente es de un color rojo escarlata. Estas aves tienen un pico negro muy resistente y fuerte. Este les permite agarrarse mejor de las ramas, además de partir las almendras u otros frutos con mayor facilidad.

En cuanto a su longitud, puede variar según el sexo, aunque, habitualmente miden de 86 a 91 cm. Al ser una especie de gran tamaño, su peso oscila entre los 950 gr y 1,35 kg.

Únicamente se reconoce una subespecie nombrada ara ambiguus guayaquilensis. Igualmente, se les conoce como ara buffon de ecuador, papagayo de Guayaquil o el más común Guacamayo Ambiguo Ecuatoriano. Se diferencia del nominal por su menor tamaño, ya que alcanza unos 85 cm, asimismo posee un plumaje verde más intenso.

¿Se puede tener a esta ave como mascota?

Si tu labor es la repoblación, con algunas consultas legales podríamos tener a un guacamayo verde limón como ave de compañía. Por lo general, no está permitida su comercialización, pero no deberíamos tener demasiados problemas, si disponemos de los permisos necesarios.

De todos modos, si realmente deseamos a esta hermosa ave como mascota. Tendremos que estar dispuestos a cuidarla, ya que se trata de unos loros muy longevos. Por lo visto, pueden vivir hasta los 50 años. No obstante, con unos cuidados adecuados podrían llegar a los 60 e incluso 70 años de vida.

guacamayo verde limón

Tenerlos en cautividad, no es tan fácil como con otras especies del mismo género. En primer lugar, requerirán de una jaula con unas grandes proporciones. La mejor elección sería una pajarera, donde tendrán un mayor espacio y podrán hacer vuelos cortos. Otra opción, sería una percha, pero tendrá que ubicarse en un lugar cálido y amplio.

Una alimentación equilibrada, es beneficiosa para su organismo. Si les aportamos algunas raciones con verdura, fruta o frutos oleaginosos, tendrán los nutrientes necesarios. En el caso de los frutos, hay que dárselos con moderación, ya que contienen una mayor cantidad de grasas.

guacamayo verde limón

Cuando llegue el periodo de reproducción, se recomienda situarlos en un lugar más tranquilo. De esta manera, habrá mayores posibilidades de tener una puesta más numerosa. Resulta bastante difícil conseguir que críen con éxito. Sin embargo, con un poco de enfuerzo y cariño conseguiremos los resultados deseados.

La hembra pone como mínimo de 2 a 3 huevos blancos. Una vez hayan eclosionado, los padres refugiaran a sus crías del frio y empezaran a alimentarlos. Según vayan creciendo, irán aprendiendo a comer sin ayuda. Después de unos 3 meses estarán preparados para salir al exterior.