Saltar al contenido
Aves tropicales

Guacamayo rojo

guacamayo rojo

Guacamayo rojo, guacamayo aliverde, guacamayo rojo de alas verdes, guacamayo rojo y verde, Red-and-green Macaw o Ara Chloropterus. Es uno de los guacamayos más populares y comunes. La gran belleza de la guacamaya roja nos enamorara al instante. Descubre en profundidad a estas coloridas aves exóticas.

Hábitat del guacamayo rojo

Estos loros provienen de casi toda Sudamérica, tanto como en el norte y sur a unos 600 y 1300 m sobre el nivel del mar. Pueden verse en zonas de Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador, Panamá, Guayanas, Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay e incluso se han llegado a divisar en México.

Habitan en las húmedas selvas de america del sur, donde hay una densa vegetación y mucha tierra fértil. También viven cerca de algunas ciudades, sobrevuelan todos los edificios en busca de comida. Resulta que algunas personas los alimentan desde sus balcones o terrazas.

Se mueven en grupos muy reducidos de unos 6 a 8 ejemplares, aunque, nunca se separan demasiado unos de los otros. Se relacionan perfectamente con los otros tipos de guacamayos, por lo que, es bastante común ver bandadas formadas por diferentes especies.

En su hábitat natural, anidan en los huecos de los árboles. Debido a su gran tamaño, picotean el tronco, hasta que la entrada sea lo suficiente amplia. Los machos vigilaran sus territorios, asegurándose de que no hay depredadores alrededor.

Son loros muy protegidos, ya que en algunas áreas están casi en peligro de extinción. Por ejemplo, en Argentina resulta cada vez más complicado avistarlos en los bosques. No obstante, existen varios proyectos para su repoblación.

¿Tan hermoso es el guacamayo rojo?

El guacamayo rojo es realmente bello y singular. Principalmente lucen un plumaje rojo intenso en casi todo el cuerpo. Sin duda, es la característica más llamativa, ya que fue denominado guacamayo rojo. Su cabeza es más grande que la de cualquier otro guacamayo, además, presentan un colorido con mayor intensidad.

De la misma forma, las alas destacan por sus coloridas plumas verdes y azules. El ultimo mencionado, adquiere una tonalidad más oscura en las puntas y partes inferiores. También muestran la rabadilla totalmente azul, junto a una larga cola de color rojo radiante.

guacamayo rojo

Esta clase de guacamayo tiene todo el rostro blanco, además, alrededor de sus ojos, se pueden apreciar unas pequeñas líneas rojas. Por otro lado, poseen un precioso pico de color blanco hueso, mientras que la mandíbula inferior es negra. El matiz del iris es amarillo, no obstante, será más o menos intenso según el ejemplar.

Sus grandes patas grises, pueden impresionarnos un poco a simple vista. Aunque, gracias a ellas consiguen sostenerse con una mayor estabilidad.

Son bastante conocidos por su gran tamaño, ya que algunos ejemplares alcanzan una longitud de 90 cm. Sin embargo, la mayoría suele medir de 84 a 88 cm. Una vez sean adultos, llegaran a pesar 1 kg y los más robustos cerca de 1.5 kg.

La longevidad de estos guacamayos es realmente increíble. Consiguen vivir hasta 70 y 80 años, incluso se han visto ejemplares con 90 años de vida.

¿Qué tengo que saber al tener a esta ave como mascota?

Los cuidados de un guacamayo rojo son bastante exigentes. Debido a su gran tamaño necesitaran una jaula que cumpla con sus necesidades. Lo idóneo seria, que fueran anchas y altas, así dispondrán de un mayor espacio.

Se alimentan principalmente de frutas y vegetales, aunque, también ingieren algunas semillas. En su hábitat natural comen incluso arcilla, que contiene bastantes minerales. No obstante, en cautividad requerirán de una dieta más estricta basada en pienso, verduras y frutas. Por ejemplo, la manzana, lechuga tierna, uva, repollo, naranja o fresas.

guacamayo rojo

El guacamayo rojo es un ave muy inteligente, capaz de realizar algún que otro truco. Pueden imitar cualquier sonido e incluso los podemos escuchar hablando. Aprenden hablar rápidamente, sobre todo, imitan lo que escuchan a diario. Solo tendremos que repetirles algunas palabras al día e irán vocalizando cada vez mejor.

Podría decirse que son como niños, curiosos, traviesos y enérgicos, aunque, no les agrada estar demasiado tiempo solos. Se sienten muy cómodos ante la presencia humana y les agrada interactuar diariamente con sus cuidadores. Si logramos ganarnos su confianza, formaremos un vínculo con ellos, convirtiéndose así en un miembro más de la familia.

La reproducción de los guacamayos rojos comienza entre abril y octubre. Por lo visto, la cría en cautividad, no requiere de una gran experiencia. Conseguir a una pareja, solo será cuestión de tiempo. Nosotros recomendamos, juntarlos desde jóvenes, así establecerán una mejor relación.

Cuando hayan llegado a su fase adulta, estarán preparados para aparearse. Normalmente se reproducen cada 2 años, entonces la hembra pondrá de 1 a 4 huevos. El periodo de incubación durara aproximadamente 28 días. Finalmente, los guacamayos adultos tardaran en criar a sus pichones unas 15 semanas.