Saltar al contenido
Aves tropicales

Guacamayos

guacamayos

Guacamayos o guacamayas. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez de un guacamayo? Los guacamayos han levantado furor allá donde se han podido ver, saliendo hasta en la gran pantalla. Si hemos pensado adquirir un loro con estas características podríamos darles una oportunidad a estos bellos guacamayos.

Tipos de guacamayos

¿Qué tipo de ave es un guacamayo?

Debido a su gran popularidad todos podríamos identificar a un guacamayo nada más verlo. Pero lo que muchos no saben, es que son de las aves más grandes de todo el mundo.

Hay numerosas especies y subespecies de guacamayos, también muchas de ellas están en un alto riesgo de peligro de extinción, debido a la exportación, comercialización y destrucción de su habitad natural. Estos magníficos loros forman parte de la amplia familia Psittacidae, llamados Psittaciformes.

guacamayos

Les gusta estar en zonas con mucha vegetación, asimismo se han podido ver en áreas más secas, bosques húmedos y selvas tropicales. En algunas ciudades privilegiadas de Sudamérica se han divisado cerca de los edificios e incluso posados sobre ellos. Prefieren anidar en los árboles más altos y frondosos, es la mejor manera de proteger a sus crías de cualquier depredador.

No se consideran demasiado territoriales, a no ser que se trate de la época de reproducción. Entonces se mostrarán algo más cautas, desconfiarán fácilmente de cualquier intruso que entre en sus territorios. Los expertos aseguran que los fuerte gritos del guacamayo se pueden escuchar a cientos de metros, resulta que los utilizan para proteger y marcar su entorno.

¿Sabes lo suficiente acerca de los guacamayos?

Existen diferentes clases de guacamayos y la mayoría poseen una gran variedad de colores tropicales. Debido a esto han conseguido una alta fama por todo el planeta. Son unas mascotas ejemplares, su carácter afable ha conquistado a los amantes de las aves tropicales y exóticas.

Cuando hablamos de los guacamayos siempre pensamos en loros tropicales, grandes y coloridos. Aunque realmente hay algunas especies que pueden llegar a medir 30 cm, como el Maracaná de cuello dorado, guacamayo de vientre rojo y guacamayo frente roja. Estos también se consideran guacamayos pequeños o guacamayos enanos.

Los de mayor tamaño normalmente son los más conocidos, logran alcanzar los 70 y 90 cm de longitud. Sin embargo, se han observado ejemplares de 100 cm, con un peso aproximado a 700 gr y 1,5 kg. Gracias a sus amplias alas pueden volar hábilmente, desplegadas rondan de 120 a 140 cm. Verlos en pleno vuelo resultan impresionantes, debido a sus grandes dimensiones.

guacamayos

¿Cómo es el plumaje de los guacamayos?

Estas aves son famosas principalmente por su gran colorido. Han adquirido un bello plumaje de tonos muy intensos como el rojo, verde, amarillo, azul, naranja, etc. Los guacamayos son de 1, 2, 3 o 4 colores, nunca todos los matices en un solo ejemplar, salvo en algún híbrido. Adquieren coloridos tropicales realmente hermosos, destacan a simple vista, podríamos decir que son inconfundibles.

El pico de estos loros es bastante grande, además son muy resistentes y fuertes. No tendrán problemas al picar la madera a su gusto, aparte les permite romper con mayor facilidad las semillas más grandes y duras.

Sobre todo, son muy inteligentes, no superan la rapidez de aprendizaje e inteligencia del yaco, pero aun así demuestran estar muy por encima de otras especies. Imitan todo tipo de sonidos, incluyendo la voz humana, pueden vocalizar bastante bien con paciencia y constancia. Se sabe que les encanta resolver pequeños rompecabezas, donde se esconde un alimento como premio.

¿Y hasta qué edad puede vivir un guacamayo?

La longevidad de los guacamayos es muy elevada, podría decirse que tienen una esperanza de vida poco habitual. Son capaces de llegar hasta los 70 y 80 años, aunque se han podido ver ejemplares de incluso 100 años, una cifra bastante considerable comparándolas con la del propio humano.

guacamayos

Ninguna otra ave conocida ha logrado alcanzar cierta edad, diferentes científicos indican que posiblemente vivan tanto tiempo gracias a su dieta natural rica en vitaminas. Realmente unos cuidados y alimentación óptimos son fundamentales, para que gocen de una vida sana que les permita vivir muchos años. Requieren de mucha atención a lo largo del día, a la misma vez que experiencia.

¿Cuál es el guacamayo más grande de todos?

La popularidad de estas aves se debe principalmente a su gran tamaño, pero ¿cuál es el guacamayo más grande de todos? Definitivamente el guacamayo más grande del mundo se considera que es el Guacamayo jacinto o también conocido como Guacamayo jacinto.

guacamayos

No obstante, dentro de la familia de guacamayos, también podemos encontrar especies de casi de la misma longitud como el Guacamayo barbazul y Guacamayo rojo.

Aproximadamente miden entre 75 y 85 cm, pero algunos ejemplares pueden medir incluso 100 o 111 cm. Es realmente increíble ver a uno con semejantes características, además son de los más bellos que hay. En consecuencia, a sus singulares medidas el guacamayo jacinto está más protegido que ninguno otro. Un gran tamaño que les concedió la naturaleza, parece jugar en su contra por culpa de la codicia del humano.

¿Cómo es el pico de un guacamayo?

Los guacamayos poseen el pico más grande de toda la familia de Psittacidae. Evidentemente el guacamayo jacinto vuelve a destacar entre los demás, pero esta vez por su singular pico, ya que poseen el de mayor tamaño.

guacamayos

Las características de estos picos han sido de gran interés para los ornitólogos. Se observaron distintas especies hasta llegar a una determinación, resulta que les ayuda mucho a romper distintos tipos de semillas grandes o frutos, además les facilita picar la madera.

Son extremadamente fuertes a la misma vez que resistentes, por eso habrá que tener mucho cuidado con ellos. Nunca hay que ponerlos nerviosos o hacerles sentir en peligro, por naturaleza no son animales agresivos, aunque si lo ven necesario se defenderán.

¿Qué hago para que mi guacamayo aprenda a decir palabras?

Una de las formas más sencillas para que nuestros guacamayos empiecen hablar, es con repeticiones continuas de lo que deseamos que aprendan. Necesitarán sesiones de 1 y 2 horas durante varias semanas, cuando menos nos lo esperemos ya habrá la abran aprendido.

Habitualmente comienzan a hablar sobre los 4 o 6 meses de edad, a partir de ese momento pueden decir sus primeras palabras en cualquier momento, sin llegar a pronunciarlas muy bien.

La paciencia es fundamental si queremos que pronuncien cada vez mejor, además les ayudara a no agobiarse. Por lo contrario, si notan que no estamos tranquilos y relajados, dejaran de prestar atención a lo que le estamos diciendo.

Antes de tener a un guacamayo como mascota, ¿qué debo saber?

Tener a un guacamayo como mascota requiere de una gran responsabilidad. Podemos decir que son como niños pequeños juguetones, activos, curiosos, extrovertidos y cariñosos.

Cuando hayamos decidido comprar un guacamayo habrá que entender lo que estamos adquiriendo, será como un miembro más de la familia. Solo podemos decir que los guacamayos son excelentes mascotas, cariñosas y dóciles. Verlos con comportamientos agresivos no es nada habitual, a no ser que se sientan amenazados de algún modo.

guacamayos

Ya hemos mencionado anteriormente que existen guacamayos pequeños y guacamayos grandes, pero la mayoría de ellos son de gran tamaño, por lo tanto, requerirán de un espacio amplio y seguro. Estos loros tienen una gran fuerza, por lo que necesitan hacer muchas actividades durante casi todo el día. Uno de sus juguetes preferidos son las perchas para guacamayos, también les encanta jugar con campanillas.

¿Qué guacamayo puedo escoger?

Sabemos que es no es sencillo decantarse por alguna, ya que todas son realmente bellas y singulares. Hay muchas variedades de guacamayos, desde muy grandes a muy pequeños, con colores vivos o colores apagados. Evidentemente no podemos elegir por ti, pero intentaremos ayudarte sugiriendo cual se adapta más a las condiciones que estás buscando.

guacamayos

  • Si queremos un guacamayo colorido y de gran tamaño, recomendamos el Guacamayo rojoGuacamayo azulamarillo, Guacamayo MacaoGuacamayo militarGuacamayo verde limónGuacamayo barbazul. No incluimos al Guacamayo jacinto como mascota al estar en un alto riesgo de peligro de extinción.
  • En cambio, si deseamos un guacamayo pequeño, recomendamos el Guacamayo noble, Maracaná de cuello doradoMaracaná grande y el Guacamayo de vientre rojo.

Cada uno tiene su propio comportamiento y personalidad. Algunos son muy activos, en cambio otros se muestran más tranquilos. No hay duda de que son aves peculiares con una gran belleza. La mayoría de estos animales esta altamente protegidos. Por lo tanto, ciertos especímenes que hemos mencionado anteriormente, nos resultaran algo complicados de adquirir legalmente.

¿Cómo cuidar de un guacamayo correctamente?

Que nuestros guacamayos tengan unos cuidados óptimos, es esencial para que disfruten de una buena salud. Son aves acostumbradas a climas calurosos, por eso evitaremos cualquier corriente de aire frio que pueda hacerlos enfermar. Por otro lado, si hiciese demasiado calor podemos refrescarlos pulverizando agua sobre ellos imitando a la lluvia natural.

La higiene es un factor muy importante, si no estuvieran bien aseados podrían contraer parásitos u otras enfermedades. Afortunadamente les encanta el agua y no tendremos muchos problemas a la hora de ducharlos. Antes de nada, situaremos al animal en una percha o directamente en la misma jaula, luego poco a poco iremos mojándolos con agua fina, sin empaparlos por completo.

Finalmente los colocaremos en lugar cálido, a partir de aquí ellos solos irán limpiándose y secándose las plumas. Mientras que lo hacen podemos pulverizarles insecticida sobre ellos, así nos aseguraremos de que estén completamente desinfectados.

Cuidados básicos de los guacamayos

Su alimentación tendrá que basarse en pienso para loros, vegetales y frutas, así estarán en plena forma. Muestran una gran actividad durante el día, la mejor manera de mantenerlos entretenidos seria con una zona de juegos, sin olvidarnos de las perchas para guacamayos. Si disponen de estos accesorios dejaran de aburrirse con tanta facilidad, también notaremos en ellos un comportamiento más alegre y afable.

Todos los días habrá que dedicarles unas cuantas horas, ya que pueden deprimirse si no tienen la suficiente atención, además no les agrada estar demasiado tiempo solos. Cuando esto ocurra se pondrán hacer fuertes sonidos para que les hagan caso y jueguen con ellos.

En cuanto a las jaulas de guacamayos, tendrán que ser amplias, debido al gran tamaño de algunas especies. Por lo tanto, debemos tomarnos muy en serio el espacio que deben tener en sus jaulas. Sin embargo, el interior nunca hay que sobrecargarlo demasiado con juguetes o acabaran estresándose.

¿Qué puede comer un guacamayo?

Cuando tenemos a un guacamayo o cualquier otro tipo de loro, solemos darles distintos tipos de frutos secos, aunque es un error habitual darle excesivamente cacahuetes, pipas, etc. Para que nuestras aves dispongan de una mejor nutrición, se recomienda siempre una dieta equilibrada de pienso para guacamayos, vegetales y frutas diarias. De esta manera evitaremos que nuestro loro pueda enfermar en algún momento.

Podemos llegar a pensar que alimentarlos no tiene una gran complicación, pero es muy importante saber que nuestras aves tengan una alimentación adecuada y rebosen de buena salud. Para eso hay que proporcionarles un equivalente al 10% de su peso. No obstante, es perjudicial para su salud que tomen chocolate, aguacate o perejil.

En su habitad natural varían mucho los tipos de alimentos que pueden llegar a ingerir, por ejemplo, el néctar, arcilla, nueces, frutas, semillas, vegetales, flores, frutos y semillas grandes. La arcilla la suelen utilizar para eliminar las toxinas de algunos de los alimentos que ingieren, normalmente de las frutas.

Conseguir que los guacamayos críen, ¿es fácil?

Reproducción y crianza de los guacamayos. Cuando tengamos pensado criar guacamayos papilleros, habrá que tener la experiencia suficiente para que no lleguen a enfermar o en los peores casos la perdida de alguna cría de guacamayo. Lo primero que haremos es observar si han madurado sexualmente, normalmente lo hacen entre los 3 y 5 años, por lo que no resultara muy complicado averiguarlo.

Tendrá haber una pareja de guacamayos que se lleven bien y puedan convivir juntos. Aquí es donde entra nuestra paciencia y experiencia, debemos fijarnos en una pareja que sean lo más compatible posible, iremos juntándolos poco a poco. Esto puede llevarnos varios meses, dependiendo de la conexión que haya entre ellos.

Para que los guacamayos seleccionados se conozcan. Empezaremos dejándolos en zonas diferentes, cerca, pero no juntos, que se oigan entre ellos y se vayan conociendo sin ninguna prisa. Por último, los situaremos en la misma habitación.

Cuando hayamos conseguido que nuestras aves formen una pareja ideal, pondrán de 3 a 4 huevos, que incubaran durante unos 25 o 28 días. No es fácil criar guacamayos, tendremos que ser pacientes hasta que puedan salir del nido por si solos sobre los 4 y 5 meses. Primordialmente necesitaremos aclimatar a los polluelos, el serrín de madera será una magnifica opción y los mantendrá en una temperatura cálida.

Al comprar una jaula, ¿cómo tendría que ser?

La mayoría de los guacamayos tienen un gran tamaño, sus largas colas necesitan un lugar amplio para no dañarse. Una jaula que no tenga el espacio necesario podría causarles serios problemas en las raíces de las plumas. Si no, lo mejor sería situarlos en una percha grande con bebedero, comedero y algún juguete que los mantenga entretenido.

guacamayos

De todas formas, tarde o temprano tendremos que comprar una jaula. En ese momento nos fijaremos principalmente en la calidad de los materiales. También tendrán que ser altas, aproximadamente de 1,5 y 2 metros. Por otro lado, intentaremos que los barrotes sean horizontales, así dispondrán de un mayor agarre a la hora de escalar.

Es importante tener estos factores en cuenta, uno de los más significativos son los comederos y bebederos para guacamayos. Podemos elegir entre acero inoxidable o plástico duro, nunca de materiales blandos que puedan romper, de lo contrario acabaran hiriéndose.

Una jaula tan grande, ¿dónde hay que situarla?

El lugar más indicado seria donde pasemos la mayor parte de nuestro tiempo, así se acostumbrarán a nuestra presencia y al entorno que los rodea. Las corrientes de aire es el mayor problema al que se suelen enfrentar, por culpa de esto pueden enfermar con rapidez.

Debemos situarlos lejos de las puertas y ventanas que solamos abrir, además el lugar siempre tiene que estar cálido, sin temperaturas muy elevadas o bajas, siempre en un intermedio.

Al final del día los apartaremos a una habitación tranquila y sin ninguna luz. Todos los animales necesitan tener un descanso completo, es de vital importancia que tengan un sueño placebo por las noches. De no ser así, pueden mostrarse estresados, cansados, hiperactivos e incluso con insomnio.

En los días más calurosos podemos optar por el exterior, sin que les de demasiado tiempo el sol. Aunque no lo parezca tendrán un mejor comportamiento sacándolos de vez en cuando al exterior. Los notaremos con una mayor actividad a diferencia que en el interior, pegaran fuertes gritos y se moverán de un lado a otro. Haciéndonos ver que se sienten mucho mejor fuera.

Parece que está enfermo, ¿qué podría ser?

Es difícil que el guacamayo enferme sí disponen de unos buenos cuidados. Sin embargo, si notásemos algún comportamiento fuera de lo común como, por ejemplo, abstraído, silencioso, que esté inactivo o agresivo, tendríamos que estar atentos y observarlo para considerar llevarlos al veterinario habitual y le haga un análisis al ave.

Normalmente enferman por corrientes de aire frio, alimentos en mal estado o estrés. Hay diferentes enfermedades que pueden contraer, pero ¿Qué enfermedades son las más comunes en los guacamayos?

  • Arrancado de las plumas: Normalmente es causada por algunos parásitos o es una señal clara de que nuestro guacamayo necesita más atención de la que les estamos dando. También suelen arrancarse algunas de sus plumas si no encuentran ningún material para hacer el nido. Hay que prestar atención al comportamiento del loro si detectáramos este tipo de síntoma, si no lo hacemos a tiempo, pueden hacerse heridas al quitarse algunas de las plumas.
  • Caída de las plumas: Lo más común es que las plumas se caigan por la temperatura del ambiente, también puede ocasionarse por la aparición de ácaros. Una alimentación incorrecta para nuestra mascota, puede ocasionar una caída excesiva del plumaje. No hay que alarmarse si vemos que el plumaje se cae con más frecuencia, ya que todas las especies de aves mudan su plumaje cada año. Si observamos que es excesiva la caída de las plumas, deberíamos llevar nuestra mascota a un veterinario especializado.
  • Salmonelosis: Esta enfermedad se origina por las heces de otras aves o directamente por el contacto de un loro infectado, incluso de la propia saliva. Los más jóvenes pueden llegar a perder la vida y los más adultos llegan a trasmitirla sin que ellos se vean afectados. Se dice que los más adultos son inmunes a estas enfermedades. Los síntomas pueden ser desde diarrea, mareos y deshidratación y dolores en algunas articulaciones del animal.
  • Quemaduras: Si nuestros guacamayos tienen alguna quemadura por algún accidente, ya que no es algo muy común, deberemos tratar la zona afectada con mucho cuidado, hidratándola con pomadas especiales y agua fría. Nunca deberemos poner pomadas que no estén sugeridas por el veterinario.
  • Sobrecrecimiento de uñas y pico: Seguramente notemos que algunos ejemplares les crecen tanto las uñas como el pico, esto es un proceso normal, solo tenemos que introducir en el interior de sus jaulas las típicas perchas donde pueden ir limándoselos, ellos en su habitad natural suelen hacerlo con las ramas más duras.
  • Malnutrición: La malnutrición de nuestros loros se debe a una mala alimentación. Para evitar que nuestro guacamayo sufra de malnutrición, es una necesidad darles una dieta equilibrada, basada principalmente en pienso para guacamayos, frutas frescas y vegetales, estos alimentos deben darse diariamente y en variedad. De este modo iremos notando que el guacamayo afectado va teniendo más energía y actividad que antes.
  • Obesidad: Un sobrepeso en nuestro guacamayo puede llegar a ser mortal, por lo tanto, siempre deben tener una dieta establecida. La obesidad en las aves suele ocasionarse por ingerir demasiadas pipas, cacahuetes o cualquier tipo de fruto seco del que puedan alimentarse. Hay que tener en cuenta que les encantan los alimentos mencionados anteriormente, pero dados en exceso pueden afectar a la salud del animal.